Pastillas del día siguiente

Pastilla del día siguiente; tiene el objetivo de prevenir un embarazo no deseado, ya sea modificando o evitando la regla; esto quiere decir que es normal si tu siguiente periodo lo tienes en un lapso de tiempo distinto al acostumbrado. Debe usarse dentro de las 72 horas (tres días) posteriores a la relación sexual. Puede conseguirse en cualquier farmacia y su venta no requiere receta médica.

Las hormonas contenidas en este medicamento, no permiten que los ovarios liberen los óvulos para ser fertilizados. Por consecuencia, al no existir la unión del óvulo con el espermatozoide, no puede darse un embarazo. Este medicamento también hace que la mucosa cervical se vuelva más gruesa; bloqueando el paso de los espermatozoides y evitando también de esta forma que se pueda tener un embarazo.

Este medicamento es únicamente de emergencia y no debe usarse como método anticonceptivo regular.

Lo recomendable sería usarla dos veces al año, con intervalos de seis meses entre cada una, o tres veces al año, con intervalos de cuatro meses entre cada una. Es recomendable acudir con un ginecólogo, para recibir asesoría sobre los métodos anticonceptivos existentes y de esa forma, utilizar el que mejor se adapte a las características de cada persona; ya que el abusar de la pastilla del día siguiente, puede traer como consecuencia, un severo desajuste hormonal.

También es importante señalar, que no protege contra enfermedades de transmisión sexual.

Los efectos secundarios más comunes que se presentan al usar este medicamento son las náuseas y el vómito siendo más comunes las primeras. Si hay vómito dentro de las dos horas posteriores a la ingesta del medicamento, hay que volver a tomar la dosis.