Instalaciones

En Profem Ginecologia no solo nos preocupamos por tu salud, también por tu comodidad. Las instalaciones de nuestra clínicas para abortar es segura, legales y está equipada con todo lo necesario e informativo para que tu atención sea profesional y segura.

Nuestra clínica para interrupción de embarazo y profesionales están certificadas por COFEPRIS y la SSA con lo que te aseguramos que tendrás un servicio personalizado excelente y de calidad.

El personal que labora en nuestra clínicas de aborto es femenino para tu mayor comodidad, además para que los resultados sean confiables contamos con aparatos de alta tecnología. Las habitaciones cuentan con baño privado y servicio de TV, además de ser un ambiente de higiene y tranquilidad.

Precios de Servicios ginecológicos

En la Clínica se ofrecen los Servicios de Salud Sexual y Reproductiva brindándote los siguiente precios:

Consulta Ginecológica $500.00

Colocación de DIU (T de cobre) $600.00

Colocación de DIU MIRENA $3500.00

Colocación de DIU PLATA $1,500.00

Retiro de DIU $500.00

Consulta general $300.00

Paquete Ginecológico 1

$ 800.00

Consulta + papanicolaou

 

 Paquete Ginecológico 2

$1100.00

Consulta + papanicolaou + colposcopia

 

Paquete Ginecológico 3

$1400.00

1.- Consulta

2.- Papanicolaou

3.- Colposcopia

4.-  USG pelvico

5.- con interpretación de resultados

anticonceptivas, abortivas y de emergencia

Prevenir el embarazo es prioridad en las mujeres que mantienen una vida sexual activa y que no planean embarazarse en un futuro cercano, por lo que es común que busquen los tipos de métodos anticonceptivos para la prevención del embarazo que se ajusten a sus necesidades físicas y hormonales.

Profem

Existen diferentes métodos para prevenir el embarazo, siendo las píldoras anticonceptivas las más utilizadas; estas se conocen como pastillas hormonales, ya que contienen estrógenos y progesterona en diferentes dosis, para inhibir la ovulación y evitar el embarazo. Existe una gran polémica en torno a la píldora de emergencia, ya que muchas personas la confunden con la pastilla para abortar; sin embargo su modo de actuar es diferente, como explicaremos a continuación.
Anticonceptivos orales
La mayoría de las píldoras anticonceptivas son combinadas, es decir, contienen las hormonas progesterona y estrógenos, que impiden la ovulación y regulan la producción de moco cervical; son muy efectivas para evitar la concepción y se recomiendan a muchas mujeres para regularizar sus ciclos menstruales. Usualmente estas pastillas se ingieren diariamente, a la misma hora durante 21 días, comenzando la primera toma junto con el primer día de la menstruación.
Anteriormente las pastillas hormonales contenían dosis muy elevadas de hormonas y muchas mujeres manifestaban efectos secundarios indeseados, como el aumento de peso; sin embargo, en la actualidad se han perfeccionado, por lo que son más efectivas para evitar el embarazo y causan menos efectos secundarios. El ginecólogo debe ser el encargado de prescribir este tipo de tratamientos para elegir el más adecuado.
Píldoras de emergencia o contraceptivas
La pastilla de emergencia se utiliza cuando la pareja no utiliza otro método de prevención del embarazo, se rasga el preservativo o la mujer olvida tomar su pastilla anticonceptiva por más de un día; la efectividad de la píldora de emergencia es del 99%, siempre y cuando se ingiera en un periodo máximo de 72 horas después de haber tenido relaciones sexuales sin protección.
La píldora de emergencia suele estar compuesta por Levonogestrel y Etinilestradiol, aunque en ocasiones se utilizan dosis muy altas de progesterona y estrógenos; la función de estas pastillas es evitar la concepción y la implantación de un óvulo fecundado, por lo que no es abortiva, sino preventiva. Se recomienda ingerirla en el menor tiempo posible posterior a la relación sexual y no utilizarla como un método regular.
Pastillas abortivas
Son medicamentos que sirven para interrumpir la gestación en sus etapas más tempranas, por lo que su uso se recomienda hasta las 12 semanas; estas pastillas causan contracciones en el útero, que provocan el desprendimiento del embrión y su expulsión, como ocurre en el caso de los abortos espontáneos.
Las pastillas que se suelen utilizar son Misoprostol, Mifepristona y Metotrexato, ya sea solos o en combinación; cabe destacar que estos medicamentos se utilizan para el tratamiento de enfermedades gástricas, pero producen el efecto de contracciones uterinas, se han utilizado para la interrupción química del embarazo y también para la inducción del parto en las últimas semanas de gestación.
El aborto con pastillas tiene una tasa de éxito del 95%, pero se recomienda que sea realizado con asesoría médica, de lo contrario pueden presentarse complicaciones.
En Profem Ginecológia somos una clínica de atención ginecológica integral, con servicios de prevención del embarazo y aborto legal; llámanos y programa tu cita con nuestros especialistas.